La UNIA pone a disposición de Salud su residencia de Baeza como apoyo frente al coronavirus

La Universidad Internacional de Andalucía pone a disposición de la Consejería de Salud y Familias su residencia de Baeza, como infraestructura de apoyo ante la situación derivada del coronavirus. El Consejo de Gobierno, reunido por primera vez de forma virtual, lo ha refrendado esta mañana, tras mantener conversaciones con responsables de la Administración autonómica.

Por ello, la UNIA pone a disposición esta residencia en caso de que el gobierno andaluz la necesitara en sus planes de emergencia con motivo de la incidencia del COVID-19, y estudia ceder en las próximas semanas otras infraestructuras de la universidad, que cuenta con sedes en Baeza (Jaén); La Rábida (Huelva); Málaga y Sevilla.

La Sede Antonio Machado de Baeza (Jaén) dispone de una residencia de 56 habitaciones dobles, dos de ellas adaptadas a personas con movilidad reducida, con cuarto de baño privado, mesa de estudio, armarios individuales, calefacción, aire acondicionado, además de teléfono y conexión WiFi. Destaca su situación geográfica, ocupando el centro de la provincia jiennense.

Asimismo, durante la sesión, centrada en el balance sobre las medidas adoptadas ante el COVID-19, el Consejo de Gobierno de la UNIA ha aprobado además ayudas extraordinarias dirigidas al alumnado extranjero alojado en alguna de las dos residencias universitarias al inicio del estado de alarma.

Así, se crean dos tipos diferentes de ayudas. La primera ofrece apoyo económico para asumir el coste de retorno para aquellos estudiantes que soliciten volver a sus países de origen antes de la finalización de los programas docentes en los que estén matriculados. La segunda concede una asignación extraordinaria de alojamiento y manutención para aquellos casos que, habiendo terminando su formación y por tanto su estancia en la residencia, no tienen posibilidades de regresar a su país.

“Nuestra universidad tiene un compromiso con la sociedad, más en situaciones difíciles como la que vivimos desde hace varias semanas, y debemos aportar todos los medios a nuestro alcance para contribuir a paliar los efectos que el coronavirus está teniendo en nuestra región y en los estudiantes de fuera que se forman en nuestras sedes”, ha señalado durante el encuentro el rector de la UNIA, José Ignacio García.

 

Docencia virtual

Durante su informe, el rector ha destacado el esfuerzo realizado por el personal de la institución y el profesorado para mantener activa la docencia durante el estado de alarma decretado en el país. Así, se han registrado más de 24.000 accesos al Entorno Virtual de Aprendizaje por parte de 4.980 usuarios, en torno al 25% ubicados en el extranjero.

Para dar respuesta a este incremento de la enseñanza no presencial, desde la Universidad Internacional de Andalucía se ha duplicado el número de aulas virtuales, alcanzando actualmente las 40. Un espacio donde continúa la actividad mediante videoconferencia en los másteres interuniversitarios, así como los diplomas de especialización y otros cursos propios en activo.

Por otro lado, la UNIA está desarrollando una campaña de difusión, centrada en contenidos de acceso libre, para facilitar la práctica de la enseñanza no virtual. Así, se ha reforzado la ‘Zona de Docentes’ del campus virtual con guías y nuevo material bajo licencia Creative Commons  y se ha elaborado un kit visual que da acceso a medio centenar de contenidos de interés para profesorado de cualquier nivel educativo.

Bajo la etiqueta #digitalízateUNIA, la universidad está programando en sus perfiles de Facebook, Twitter y YouTube la difusión de píldoras de conocimiento. Se trata de vídeos de corta duración donde diversos expertos inciden en aspectos de interés como el vídeo en directo como recurso educativo o herramientas online para crear tests y juegos para la evaluación.

A ello se suma los contenidos alojados en el repositorio abierto de la UNIA, donde destacan más de 140 publicaciones digitales, disponibles en descarga gratuita, así como el fondo histórico de las bibliotecas de Baeza y La Rábida, con obras digitalizadas que se remontan hasta mediados del siglo XIX.

Síguenos y comparte
Facebook

Deja un comentario