La segunda puerta de arquitectura efímera ya luce en la calle San Pablo para celebrar el Corpus Christi en Baeza

La Puerta de la Luna es una de las principales novedades de la celebración del Corpus en Baeza en su edición de 2019. El objetivo, no es otro que dar un paso más en la celebración del Corpus Christi en la Ciudad Patrimonio Mundial y como señalaba la alcaldesa Lola Marín “recuperar una tradición baezana que se perdía a mediados del pasado siglo XX”. Ubicada en la calle San Pablo desde su instalación “ha provocado la curiosidad de la ciudadanía que se acerca hasta aquí para contemplar esta puerta efímera”. Además, Lola Marín ha expresado su orgullo por ver cómo este proyecto se hace realidad y afirmaba que “ya se está buscando la financiación para la tercera puerta, que será la Puerta de la Natividad de la Virgen, la puerta principal de la Santa Iglesia Catedral”.

Este proyecto de recuperar las puertas efímeras fue idea del Cabildo de la Catedral y gracias al Ayuntamiento y Diputación Provincial poco a poco se ve materializado. Marín agradecía su implicación al Cabildo de la Catedral, de todas las cofradías de la ciudad y la propia ciudadanía en esta festividad, una de las citas más señaladas del calendario de nuestra ciudad.

La Alcaldesa de Baeza ha aprovechado la rueda de prensa para invitar a toda la ciudadanía, pueblos vecinos y a la provincia a visitar la ciudad este domingo con motivo del Corpus Christi. Finalizaba explicando que “TVE está en nuestra ciudad para grabar esta festividad. Invito a la ciudadanía a engalanar sus balcones, portales y escaparates y a participar en los diferentes concursos para que la ciudad luzca más bonita si cabe.”

Junto a los altares y las alfombras el Corpus de Baeza recupera poco a poco los tradicionales monumentos efímeros para embellecer y engrandecer aún más una celebración para la que ya se ha iniciado el expediente correspondiente y que pueda ser declara Fiesta de Interés turístico nacional, al igual que ya lo es nuestra Semana Santa.

Pedro Narváez explicaba que “la idea inicial parte de la Junta Administrativa de la Catedral de Baeza para buscar elementos que hicieran el Corpus Christi más diferenciado y único”.  “Diferenciado por su marcado carácter espiritual de la mano del doctor de la Iglesia, San Juan de Ávila, y único por el entorno patrimonial en el que se desarrolla la procesión y por su orfebrería”, aseguraba Narváez.

Las puertas efímeras eran unos elementos muy utilizados durante el siglo XIX para los eventos importantes por ello, tras un estudio de tradiciones y costumbres, se decidió desde la Junta Administrativa de la Catedral de Baeza elaborar un proyecto para recuperar esos elementos de antaño. Se levantaron portadas desde el siglo XVII y esta práctica se mantuvo hasta mediados del siglo XX fecha en que se tiene constancia de las últimas instalaciones. Pedro Narváez explicaba que existen documentos gráficos y escritos en los que se ve como en 1926 ya había portadas efímeras en la entrada de Ibros o en la calle San Pablo. “La idea es realizar las tres puertas más importantes de la Catedral: Puerta del Perdón, inaugurada en 2016 la Puerta de La Luna (2019) y la puerta principal de la Natividad de la Virgen”, finalizaba Narváez.

El proyecto ha sido materializado por una carpintería de la ciudad Carpintería “La Merced”. Juan José López, de Carpintería “La Merced” ha explicado que la realización de esta puerta ha supuesto todo un reto. “Nuestro mayor reto ha sido hacerla más grande, atendiendo a las escalas y tener que elegir un material mucho más ligero”. Se trata de una estructura sólida de poliestireno endurecido, con volúmenes y recortes rematados por columnas en sus aristas; una estructura tubular portante en el interior, cuyas medidas exteriores son de 6 metros de ancho por 9 metros de alto. El acabado se ha realizado con pintura especial texturizada que hará que la puerta se integre con el entorno.

Desde que Baeza fuera nombrada como ciudad Patrimonio Mundial, la Diputación de Jaén, anualmente ofrece a Baeza 125.000€ de los cuales 50.000€ son destinados al pago de la cuota del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y 75.000€ son destinados a continuar engrandeciendo y aportando recursos para la ciudad. De este modo, un total aproximado de 16.000€ han sido destinados a la realización de este proyecto de arquitectura efímera que se ubica en la calle San Pablo.

Síguenos y comparte
Facebook

Deja un comentario