El centro de salud de Baeza organiza unas jornadas para promover hábitos saludables entre la población

La delegada territorial de Salud y Familias, Trinidad Rus, ha participado hoy en las II Jornadas de Salud organizadas por el centro de salud de Baeza Don Carlos Sierra, que tiene como objetivo promover hábitos saludables entre la población.

A la primera sesión ha asistido la delegada territorial de Salud y Familias, Trinidad Rus, en la que profesionales del centro han emitido un vídeo realizado por personal del centro y la sede local de la AECC en Baeza, con motivo del día del Cáncer de Mama celebrado el pasado día 19 de octubre. Junto a ello, se ha desarrollado un taller de autoexploración mamaria.

Al respecto, la delegada ha destacado que “la manera más eficaz de detectar precozmente el cáncer de mama es realizar mamografías periódicas a mujeres de una determinada franja de edad, en las que no se han presentado síntomas”. Para ello, la Consejería de Salud y Familias puso en marcha en 1995 el Programa de Detección Precoz, que supone un gran avance hacia la prevención del que se están beneficiando las mujeres de entre 50 y 69 años censadas en Andalucía. Desde esa fecha, este programa ha permitido explorar a 111.849 mujeres, y detectar 1.413 casos de cáncer.

Este tipo de patología afecta a 10 de cada 100 mujeres de nuestro país, siendo la primera causa de muerte por cáncer, seguido del de cérvix uterino. Se ha relacionado con factores de riesgo difícilmente modificables, como son la edad, la genética o los cambios hormonales. Dado este elevado índice de mortalidad, existe una necesidad latente de conocer cuáles son los factores de riesgo para así evitarlos. Además, para reducir los efectos de la enfermedad, todo el esfuerzo se encamina hacia el diagnóstico precoz, es decir, a detectar el tumor en fases tempranas para que con ello se logren tratamientos menos agresivos y un aumento en la supervivencia.

 

Talleres para menores

Junto al taller de exploración mamaria, el centro ha completado la jornada con un taller de hábito saludables destinados a escolares de sexto de primaria de los colegios ‘San Juan de la Cruz’ y ‘Filipenses de Baeza’, impartido por personal de Enfermería del centro de salud, técnicos de emergencias y fisioterapeutas. El desayuno ha corrido a cargo del Ayuntamiento de Baeza.

El próximo lunes tendrá lugar un taller de desarrollo motor autoinducido denominado “Mamá tranquila, bebé seguro. Bebés que no gatean” y uno más sobre gestión emocional para cuidadoras de personas dependientes.

Durante la jornada del miércoles 30 de octubre, serán los menores de los colegios ‘Antonio Machado’ y ‘Ángel López Salazar’ los que acudan para recibir el taller de hábitos saludables, mientras que el lunes 4 de noviembre se ofrecerá una charla sobre envejecimiento activo y alimentación saludable, prevención del cáncer colorrectal y actividad física en el Ecoparque de Baeza.

Por último, el día 6 de noviembre, en el polideportivo municipal tendrá lugar un taller de RCP para alumnos de primero de primaria.

“Todas estas actividades enfatizan en la importancia de una vida activa, alimentos sanos y ejercicio para mantener una calidad de vida elevada, desde la infancia hasta la vejez”, ha enfatizado Rus.

 

Promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada

La Junta de Andalucía ha elaborado un Proyecto de Ley para la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada en Andalucía. Es la primera vez que una comunidad autónoma regula con el máximo rango normativo el tratamiento de la obesidad y de los trastornos de la conducta alimentaria en general, con especial atención a la infancia, la adolescencia, las mujeres embarazadas, las personas mayores y los grupos de población más desfavorecidos socialmente.

El proyecto sigue las recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud en el sentido de implicar a la sociedad en su conjunto, sobre todo administraciones públicas, sectores empresariales, medios de comunicación y empresas de publicidad. En su elaboración han participado alrededor de 250 personas de diferentes colectivos, entre los que destacan representantes de asociaciones de pacientes, consumidores y padres y madres de centros educativos; miembros de sociedades científicas y colegios profesionales; medios de comunicación, y empresarios de los diferentes sectores afectados.

La futura ley establece el derecho de la población andaluza a la información, el conocimiento, la promoción, la prevención y la participación en las iniciativas de salud pública vinculadas con la alimentación equilibrada, la actividad física y el entorno físico y psicosocial saludable. Serán derechos también el acceso al agua potable de manera gratuita en todos los lugares públicos y como oferta complementaria en bares y restaurantes, disponer de menús saludables y de diferentes tamaños de raciones en los establecimientos de restauración; tener alternativas de adquisición de alimentos frescos y perecederos en cantidades de peso o unidades adaptadas a la composición de las unidades familiares; contar con aparcamientos de bicicletas en los lugares de trabajo con más de 50 trabajadores o, en su defecto, en las inmediaciones.

Asimismo, para las personas que padecen obesidad o trastornos de la conducta alimentaria, se reconoce el derecho a una atención sanitaria integral y continuada, así como al pleno respeto a su dignidad personal y a la no discriminación social, laboral o sanitaria por razón de su problema de salud. Las personas menores de edad tendrán una consideración preferente y prioritaria en todas las actuaciones de las administraciones públicas para garantizar estos derechos.

Para garantizar estos derechos, se establecen medidas que se incluirán en el Plan Andaluz para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Saludable, y que se extenderán a los centros educativos, a las universidades andaluzas, a los espacios de ocio infantil y juvenil, a las empresas, a los establecimientos de restauración y a los centros de personas mayores y personas con discapacidad.

De igual modo, se promoverá la movilidad y el transporte activo y los entornos y espacios saludables, tanto aquellos que favorecen la realización de ejercicio, jugar, ir en bici o pasear, como los que fomentan la lactancia materna. También se generarán alianzas con entidades públicas y privadas que quieran sellar su compromiso con los hábitos de vida saludables y se introducirán nuevas limitaciones en el ámbito comercial y de publicidad para proteger a la población más vulnerable, como son los menores de edad.

Síguenos y comparte
Facebook

Deja un comentario