Bendecida la imagen de Nuestra Señora de la Merced y Piedad

Porque 82 años de ausencia no han sido suficientes para que los hermanos de la Expiración se resistieran a no tener a su madre entre ellos, porque aquello que les fue arrebatado   injustamente   tenía   que   volver   a   los  corazones  de   los  hijos  de   Baeza, porque esta tierra noble y bella como el sol, merecía que por devoción, historia y tradición volviera a tener entre ellos a Nuestra Señora de la Merced y Piedad, aquella que da por nombre a uno de los barrios más auténticos de la ciudad, que guarda entre los muros de sus casas la devoción sencilla y sincera de los hijos de Baeza.
La nueva titular mariana llega a lo largo de este año 2018, año en el que se está celebrando el VIII centenario de la fundación de la Orden Real y Militar de Nuestra Señora de la Merced y la Redención de los Cautivos, popularmente conocida como Orden de la Merced. Dicha orden se estableció en la ciudad de Baeza en el año 1280 de manos de San Pedro Pascual, donde en su Real Convento de Nuestra Madre y Señora de las Mercedes se fundará esta Cofradía el 30 de Marzo de 1603. Por tal motivo, esta es   la   mejor   noticia   que   se   podía   producir   en   el   seno   de   la   Cofradía,   ya   que   la celebración de esta efeméride es un motivo más que justificado para la recuperación al culto de la titular mariana de esta Cofradía la cual salió de la gubia del escultor D. Antonio   Parras,   joven   escultor   que   atesora   ya   en   la   ciudad   numerosas   imágenes marianas.
El 8 de Septiembre, festividad de la Natividad de Nuestra Señora, advocación a la cual la ciudad dedica su S.I. Catedral, fue el día elegido por los hermanos de esta Cofradía para la bendición de su titular mariana, la cual lució en todo su esplendor en tal histórico acontecimiento, el cual reunió no solo a todos los hermanos de la corporación de la tarde del viernes santo, sino a todos los hermanos mayores y representantes de las diferentes Cofradías y Hermandades de la ciudad, a Cofradías de la advocación de la Expiración   de   localidades   cercanas,   a   la   Agrupación   Arciprestal   de   Cofradías   y Hermandades y a miembros de la corporación municipal del Excmo. Ayuntamiento de Baeza.
La celebración de la Santa Misa corrió a cargo del Rvdo. Sr. D. Manuel Peláez Juárez, Arcipreste de Baeza, Párroco de San Pablo y Capellán de la Cofradía, estando la capilla musical a cargo de los hermanos D. Sebastián Cabrera Checa y D. Fidel   Calderón Cátedra.
La Real Cofradía de Nuestra Señora del Carmen fue la encarga de amadrinar a la nueva imagen, siendo testigos de tal acontecimiento todas las Cofradías y Hermandades pertenecientes   a   la  Parroquia   de  San   Pablo   Apóstol,  los   cuales  firmaron  una   vez finalizada la celebración al acta de bendición a los pies del Santísimo Cristo de la Expiración, el cual lució imponente en su capilla con el magnífico sudario que posee la Cofradía.
Fue una celebración cargada de momentos de gran emotividad, como el momento de la bendición o el piadoso besamanos a la imagen una vez finalizada la Santa Misa.
Destacaron    la   grandes   muestras   de   cariño   del   mundo   cofrade   de   Baeza,   los   cuales ofrecieron a la nueva imagen diversos regalos.
Nuestra Señora de la Merced y Piedad ya está de nuevo a los pies del Cristo de la Expiración en su capilla de San Pablo, lugar en el que recibirá culto durante todo el año por todos sus hermanos, fieles y devotos, los cuales, dichosos por lo vivido en la tarde del pasado 8 de Septiembre han dado gracias al Padre.

José García Checa. Fotografía: Ana María Cruz Vargas

Síguenos y comparte
Facebook

Deja un comentario