El Partido Popular de Baeza llevará a pleno el nombramiento de San Juan de Ávila como hijo adoptivo de Baeza

Ignacio Antonio Montoro Fernández, concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de Baeza, presentó ante los medios de comunicación una moción de carácter no resolutivo, que la formación popular defenderá en el próximo pleno municipal y que tiene como objetivo instar al consistorio baezano a que inicie los trámites del expediente de justificación de méritos para que San Juan de Ávila sea declarado Hijo Adoptivo de la ciudad a título póstumo.

Según señaló el concejal popular: el ayuntamiento posee un reglamento de honores y distinciones aprobado en pleno el 30 de marzo de 2006; y en él se contempla la posibilidad de conceder el nombramiento de Hijo Adoptivo de la ciudad (incluso a título póstumo como se hizo recientemente) a personas no nacidas en Baeza pero que “acumulan especiales merecimientos, beneficios señalados o servicios extraordinarios” a la ciudad.

Durante su intervención, el dirigente popular destacó que: “la figura de San Juan de Ávila es tan relevante para Baeza que se hace más que justo acreedor del citado nombramiento. No voy a realizar aquí una extensa biografía del mismo, baste recordar que el llamado Apóstol de Andalucía es desde 1946 el santo patrón del clero español y fue nom-brado Doctor de la Iglesia el 7 de Octubre de 2012 (siendo el cuarto santo español en alcanzar dicho honor). Pero lo que es más importante para la ciudad es que en la época de efervescencia del Renacimiento estuvo en contacto con los principales intelectuales y figuras religiosas del momento, y es en ese contexto en el que podemos enmarcar su llegada a Baeza en 1538 para dar un impulso definitivo a su universidad (una de las cuatro fundadas en Andalucía en el siglo XVI). Al poco tiempo de su llegada, nuestra universidad ya obtuvo licencia para impartir humanidades, lo que le permitió expedir grados de bachiller, licenciado y doctor en artes y teología en las que impartía el propio Juan de Ávila; y posteriormente se fueron creando nuevas cátedras”.

En esa misma línea, Montoro Fernández señaló que “es difícil imaginar la Baeza actual sin la presencia de este santo y la influencia de su universidad que duró tres siglos (y de la que su sede es hoy el instituto Santísima Trinidad) y cuya herencia ha recogido en cierto sentido la UNIA”.

Por último, desde el Partido Popular de Baeza y atendiendo al sentir de muchos baezanos, destacan que “el momento para realizar este nombramiento es ahora ya que nos encontramos (hasta mayo de 2020) celebrando el Año Jubilar Avilista, promovido por la Iglesia Diocesiana y apoyado por este ayuntamiento, que viene a conmemorar el 450 aniversario de su muerte, 125 años de su beatificación y 50 años de su canonización”.

Síguenos y comparte
Facebook

Deja un comentario